Me gusta

29 ene. 2014

Tiempo pasado fue mejor...

Una frase muy típica, que se tiene mucho en cuenta en época de crisis, pero que debemos analizar muy a fondo en el sector fotografía estemos en crisis o no... no hablemos de presupuestos, cantidad de trabajos o número de clientes... hablemos de comportamiento.


No sé como sería el sector fotografía de moda hace 20 años, por que yo llevo 8 (más o menos) y solo puedo hablar de éstos que han sido maravillosos por un lado (dedicarse profesionalmente a lo que uno ama, es indescriptible) pero agrio en lo que se refiere a ver como se va deteriorando el sector a pasos agigantados.

Cuando empezaba no es que hubiera poca gente, pero dedicándose en exclusividad a hacer books, publicidad y revistas no éramos tantos como ahora. Y la mayoría eran de la vieja escuela, yo tenía 29 para 30 años pero casi no conocía a nadie más joven. Hacer las cosas bien era lo más importante, solo te centrabas en tener tu estilo y venderlo. Ahora debes cambiarlo cada años y prima más ser rápido trabajando que bueno (para mejorar un trabajo ya está el Photoshop, piensan por desgracia muchos clientes).

Cuando empezaba, los fotógrafos casi no nos conocíamos entre nosotros, solo teníamos constancia de los grandes, que eran nuestro referente. Ahora todo el mundo conoce o cree conocer a todo el mundo y destroza sin piedad el trabajo de los demás, hacerles publicidad negativa parece para muchos lo más importante, más incluso que hacer fotos buenas.

No había portales como Litmind, si querías practicar debías parar una chica por la calle o preguntar a alguna agencia de modelos si te cedía alguna new-face para ello. Ahora hay mil portales y redes sociales, la mayoría de tan mal gusto y gestión como fotoplatino, que destruye el sector creando una idea sucia y muy equivocada de la fotografía de moda aparte de fomentar una competitividad y rencillas entre fotógrafos que no debería existir.

Antes solo tenías una web para mostrar al mundo tu trabajo, ahora hay mil sitios, de hecho un blog o facebook son los medios para llegar a más gente.

Antes los clientes te pedían presupuesto y valoraban el poder llegar a pagar tus honorarios, ahora ni preguntan, ofrecen directamente un intercambio. Encima exigen calidad, rapidez y sumisión a todas sus peticiones y caprichos.

Antes un fotógrafo quería formarse y pagaba un sueldo por ir a un taller, pagaba gustoso de saber que aprendería una gran técnica de un gran profesional. Ahora nadie quiere pagar ni 150 euros por un taller y eso hace que la calidad de los mismos vaya disminuyendo en proporción a la recaudación. Antes daban talleres 4 grandes profesionales con toneladas de experiencia y calidad a sus espaldas, a día de hoy siento vergüenza viendo como los imparten críos que llevan 1 año o 2, que no han hecho un gran trabajo nunca y que imparten lo poco que han aprendido asistiendo como alumno hace dos días a el taller de otro con más experiencia que ellos.

Antes un fotógrafo era una persona normal que tenía un trabajo como cualquier otro y respetaba su oficio así como a todos sus colegas y colaboradores. Ahora las nuevas generaciones (la mayoría) consideran que ser fotógrafo implica ser una especie de Dios que hace un favor a cada modelo o maquillador con el que trabaja, les dan las fotos que quieren y cuando ellos desean, que nadie se queje, son seres superiores y hay que lamerles el culo. Por suerte estos duran poco...

Antes... antes todo era mejor...

Si deseas conocer toda mi experiencia, tienes aquí un curso de iluminación en video HD para descarga ademas de cursos de retoque, acciones de photoshop y libros sobre fotografía en pdf. Todo a precios anticrisis (casi 10.000 ventas).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...