Me gusta

21 abr. 2015

Cazando mitos: Hacer bodas me perjudica como fotógrafo de moda



Si es difícil dedicarte a la fotografía como medio de vida, imagina hacerlo solo en una especialidad, y a eso le sumamos la época de crisis que vivimos, la tarea se convierte en una utopía. Por ese motivo la mayoría de profesionales acaban abarcando varias especialidades, sobre todo se combinan: Moda (hacer books), publicidad (fotos para clientes de empresa), social (bodas, bautizos y comuniones) y producto (bodegón de prendas, complementos y objetos varios).



Lo que nos planteamos aquí es la leyenda urbana (podíamos definirla así) de que un fotógrafo no es respetado en la moda y la publicidad si se dedica también a los reportajes sociales, prueba de ello es lo difícil que resulta encontrar la web de una fotógrafo de moda profesional y con nivel y reconocimiento que tenga una sección de bodas o social en dicha web (probad a buscar), hablo de fotógrafo con nivel y reconocimiento, no de ese amigo vuestro que os cae bien y cuyas fotos te gustan.

¿Perjudica realmente? ¿Te limita trabajos de moda o de publicidad si haces bodas? Por desgracia sí es una realidad, aunque hay que añadir que en los últimos años se ha reducido mucho ese rechazo, la crisis ha atacado fuertemente a los fotógrafos pero también a los diseñadores y a las revistas, así que está mejor visto compaginar ambas especialidades aunque aún no se acepta que lo publicites todo junto, siempre puedes tener más de una web.

La fotografía siempre fue, es y será clasista. Dentro de la misma hay niveles creados por mentes muy pequeñas y anticuadas, especialidades mejor consideradas que otras. El reportaje social está en el penúltimo escalón de esa escala (justo por encima de los reporteros de prensa rosa o paparazzi). Por ese motivo hay determinados diseñadores, marcas, revistas,... que no quieren asociar su empresa o producto con un fotógrafo que realice estos reportajes sociales.

Gracias al talento emergente, a la competencia feroz de los fotógrafos sociales, se está considerando al fotógrafo de bodas como alguien con talento que persigue (aunque no todos) hacer bodas con nivel de iluminación, retoque y originalidad en la búsqueda de encuadres, composiciones, poses, situaciones, etc... Ese aumento de calidad puede conseguir que este mito desaparezca, esperemos que si, las clases son una lacra en todos los aspectos que hay que superar.

¿Cual es tu opinión? Mójate y deja un comentario con tu punto de vista.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...