Me gusta

20 nov. 2015

Como plantear y presupuestar un catalogo look-book



Es algo de rabiosa actualidad; más que campañas publicitarias a la antigua usanza, lo que más realizan los diseñadores es un catálogo de muestras de prendas, complementos o lo que sea que vendan, mostrando bien el producto en estudio y luego unas fotos más con algo de "estilo" para mostrar en la portada de sus webs o incluso usar como publicidad en tiendas o catálogos.


No lleva el mismo trabajo que una publicidad de las de siempre por varios motivos:
  • No se realiza en localización determinada o exteriores, sino en estudio.
  • No se buscan poses complejas, sino un posado muy natural por parte del modelo y siempre el mismo o muy similar.
  • No conlleva un retoque tan salvaje, básicamente solo se hace un procesado y ajuste de niveles y colores.
Para poder planificar y presupuestar este tipo de publicidad, necesitamos una serie de datos que el cliente debe suministrarnos:
  • Número de prendas o complementos a fotografiar.
  • Número de fotos por cada prenda (generalmente para ropa, es un frontal, vista trasera y los dos perfiles, 4 fotos en total por prenda).
  • Exigencia de retoque por cada foto.
  • ¿Habrá maquillaje y peluqueria profesional?
  • ¿Habrá modelo profesional?
  • Tiempo que tenemos para entregar las fotos.
  • Tamaño/s en el que hay que entregarlas.
  • Medio de entrega (en DVD o por transferencia online).
  • Fotos de referencia para saber qué quiere el cliente, el estilo de fondos, luces y posados que quiere (que te den fotos de otro.
En función del número de cambios, número de fotos, intensidad del retoque, exigencias de comprar un fondo de color determinado o de comprar más luces de las que tengas en el estudio, se encarecerá el presupuesto.


Que el modelo sea profesional y esté maquillado y peinado por un profesional, hace que las fotos se hagan más deprisa y que se tengan que retocar mucho menos. Así que bajará el precio porque será más rápido y fácil.

Si nos exigen entregar muy rápido, tendremos que retocar en sesiones de muchas horas al día, incluso de noche, eso debes cobrarlo como un plus, ya que no eres tu el que decide esos tiempos, si al cliente se le ha pasado el tiempo y te llama tarde y con prisas, no puede exigirte a ti que lo compenses sin abonarte ese plus de presupuesto.


Si debes entregar en DVD y en algún sitio en concreto, deberá pagar por esa mañana o tarde que necesites para ir a hacer la entrega, o que envíe él a alguien a tu estudio a recogerlo.

Al final el precio decide mucho si te aceptan o no para hacer el trabajo, en la mayoría de las ocasiones es más decisivo que la calidad de tus trabajos. Elige un precio razonable por horas, sabiendo lo que tardas en hacer fotos y en retocar, nunca bajes de esa cantidad ni pretendas cobrar mucho más.

Si te gusta mi formación, ¿a qué esperas para adquirir mi formación para descarga?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...