Me gusta

27 abr. 2016

Consejos a fotógrafos - ¿Qué llevar en la mochila?

Es sorprendente la cantidad de cosas que lleva un fotógrafo aficionado (y muchos amateurs) en su mochila para afrontar cada sesión... ¿pero no sería mejor llevar solo lo imprescindible? claro que cuando uno empieza no sabe realmente qué es lo que va a necesitar, o sí lo sabe pero la inseguridad te hace cargar con todo el equipo por si surge un imprevisto.

Vamos a intentar aclarar dudas sobre lo que no debe faltar en la mochila, según cada tipo de sesión que vayamos a hacer, por supuesto es solo mi opinión, seguro que hay quien considera fundamental muchos accesorios que yo dejaría en casa.


Book: Un cuerpo de cámara, un objetivo que te permita hacer desde planos completos hasta primeros planos, un 85mm para full frame o un 50mm para APS-C o un zoom tipo 24-70 va perfecto. Si vamos hacer las fotos en estudio, un disparador de infrarojos, de radiofrecuencia o cable sincro. Si son de exteriores, un reflector 5 en 1 de tamaño medio-grande. Aparte de una tarjeta de memoria, una bateria de reserva cargada y pilas cargadas para el disparador de infrarojos (en caso de usar ese sistema).

Editorial: Se usa un equipo muy parecido al de book pero con más almacenamiento, ya que quizás querráis disparar en raw (en los books no es necesario). Una editorial programada por vosotros debe tener muy claro qué tipo de ángulos, encuadres, composiciones e iluminaciones debe tener, así que llevar lo imprescindible es fácil si tienes claro esos puntos.

Publicidad: Ampliamos aún más la capacidad de memoria, ya que el cliente necesita más opciones para elegir de cada cambio y eso nos llevará más tomas. También llevad un segundo cuerpo de cámara, sería catastrófico que se estropeara la cámara en plena sesión. También podéis llevar un ipad o portátil pequeño para enseñar muestras al cliente.

Boda: Lo mismo que en una publicidad pero pudiendo tirar en jpg (no te vuelvas loco, muchos más fotografos profesionales de reconocido prestigio usan jpg para bodas, no creas todo lo que comentan los fanáticos del RAW), aparte de ser imprescindible llevar uno o varios flashes slr (con ventanas strobist para suavizar en caso de desearlo).

Deportes: Habría que distinguir entre exteriores o pabellones, para los primeros sería perfecto un tele o supertele (400 ó 500mm) acoplado a una cámara con monopié y otro cuerpo de cámara con un 24-70. Todo conectado a un portátil para enviar las imágenes directamente a la redacción. En un pabellón basta con un 300mm f2.8 en un cuerpo de cámara y un 24-70 en otro cuerpo, también el portátil y dos buenos flashes slr. A día de hoy una cámara de deportes de gama alta no necesita flash porque poseen un buen control del ruido a isos altos y además encontramos muy buena luz en esos centros deportivos (sean pabellones cubiertos o al aire libre).

Paisajes: Un angular zoom sería bastante, el zoom sería para hacer encuadres (24-70mm) o un superangular u ojo de pez si queremos efectos más exagerados de la profundidad. trípode, filtros de efectos (polarizador circular, degradados, densidad neutra de varios pasos,... imprescindibles)(estrella para paisajes urbanos o infrarrojos para algo más cañero). Las ideas claras nos evitarán perder todo el tiempo en el mismo sitio.

Social: Igual que en paisajes, basta con un cuerpo de cámara salvo cuando hacemos encargos para un periódico y la noticia no esperará a que vayamos a casa o a la oficina a por otro cuerpo. Un objetivo todoterreno está bien, aunque casi siempre nos aviamos con un 24-70 ó 24-105 en rueda de prensa cercana y movimientos por una fiesta, congreso, etc... o un 70-200 para cubrir una rueda de prensa lejana como las de casa real, photocall lejano, pasarela o hacer fotos a la salida de juzgados, tras el perímetro de seguridad.

Retrato y Belleza: Un 85 1.4 o similar sería perfecto tanto para estudio, como exteriores como localización de interior. Un cuerpo de cámara, y en caso de hacer beauty, la iluminación adecuada (para estudio, llevar disparador).

El post es solo orientativo, y sale de mi opinión personal.

3 comentarios :

  1. Hola:

    Comento esta vez para discrepar...de nuevo.
    Bodas: pretender disparar en jpeg una boda es algo que nos lleva directos al fracaso, al desastre... Ya me dirás cómo solucionas el problema de "salvar" los detalles en blanco en los vestidos de novia disparando en jpeg (a no ser que uses una anticuada pero efectiva Fuji S3 o S5, o incluso una "rara avis" como las Sigma y su sensor Foveon...)
    Por descontado que se ha de disponer de un segundo cuerpo. Pero también se ha de disponer de iluminación por duplicado. Incluso muchos llevamos los objetivos por duplicado. Nunca se sabe qué y cuando puede fallar, pero un fallo durante una sesión de book, por ejemplo, se puede solucionar con una llamada de teléfono a un amigo que nos preste material urgentemente. Trata de hacer eso en el altar durante una ceremonia...
    Respecto a lo de llevar varios flashes, hay que matizarlo. Si se trabaja de forma profesional, para realizar un reportaje completo de verdad, el día de la ceremonia bastará con disponer de uno potente y otro de reserva para caso de avería.
    A día de hoy, el uso de mas de un flash con ventanas y disparadores queda relegado a la sesión pre-boda y post-boda, cuando podremos trabajar con una planificación mas controlada por nosotros mismos y normalmente con un ayudante. Usar sistemas a distancia el día de la ceremonia entorpece el trabajo, nos hace ser los protagonistas en detrimento de la pareja y nos coloca a merced de posibles fallos al incluir mas elementos en el trabajo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Respeto tu opinión, es muy válida, pero debí hacer diferencias entre un fotografo de bodas que cobra 1000 euros y su máximo es dejar el vestido no quemado, y luego habemos fotografos de 3000-6000 euros y nos importa un comino el blanco del vestido, nos pagan por hacer fotos de infarto. Son puntos de vista obviamente.
    Lo de objetivos por duplicado o flashes con ventanas, es posible que se necesite, pero imprescindible no lo considero (opinión personal)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo:

    Mmmmm.... me temo que discrepo de nuevo... Puedes perfectamente entregar fotos "de infarto" partiendo de imágenes perfectamente expuestas en RAW y procesadas con técnicas personales. Pero es bastante mas complicado que una foto mal expuesta que se ha disparado en jpeg acabe siendo "de infarto"...;)
    Partir desde un buen material permite derivar hacia un resultado impactante, personal, con garantías. Tener como materia prima un jpeg sólo permite tratar de solucionar un problema de base, con lo que eso tiene de riesgo para el resultado. No se trata "sólo" de salvar blancos. Hay mucho mas detrás de una buena edición si quieres un resultado óptimo y personal.

    Mis reportajes van desde los 2800 a los 4200 €, sin contar con extras (albums para familiares, servicios añadidos, etc) Y el estilo es personal, dentro de la corriente fotoperiodística. Trabajo con RAW siempre, y la edición de cada imagen es totalmente personalizada. Con un jpeg no podría lograr ni de lejos los resultados que obtengo partiendo de un RAW.

    Sobre lo del equipo duplicado...sigo el mismo principio que con el tema de copias de seguridad: no sabes cuando, pero seguro que fallará algo en el momento en que lo necesites... ;)

    Por descontado que son puntos de vista personales de cada uno. Yo he llegado al mío tras mas de 24 años trabajando con todo tipo de material fotográfico y en bastantes ámbitos... Es una de las cosas que aprendes con los años de trabajo...
    Saludos.

    P.d: Por cierto. Me encanta seguir tu blog. Lo valoro mucho, de verdad. Gracias por aportarnos tus conocimientos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...