Me gusta

16 ago. 2013

Competencia desleal por parte de los consagrados

Cuando irrumpes en tu ciudad, país o pueblo en un oficio y empiezas a llevarte ingresos, los que estaban en tu sector y mismo lugar sienten tu amenaza, ven como empiezas a comer de una tarta en la que solo comían ellos, ahora con más gente a repartir, son conscientes de que sus ingresos descenderán. No todos ellos obran de la misma manera ante esa amenaza, pongamos las dos formas de actuar a continuación.


La inteligente: la competencia mejora el producto, ya que obliga a los competidores a dar un producto de más calidad al mismo precio o el mismo producto a un precio menor, de ese modo contrarestas esa competencia y consigues recuperar a tus clientes.

La "directa a la quiebra": es la más usada, los profesionales que llevan años acomodados en su nicho de mercado no suelen estar alerta ante amenazas ni tienen ya la capacidad de reacción necesaria ante la irrupción de competencia. Su forma de actuar deja mucho que desear, en varias fases.
  1. No hacer nada, siguen con la misma publicidad y mismos precios porque consideran que un crío no les podrá quitar el pan, que no durará dos días.
  2. Viendo que no funciona el punto anterior, denuncian para que un inspector de trabajo les investigue, suelen creer que los que empiezan no tienen los papeles e impuestos en regla por que ellos mismos tienen sus pufillos cada vez que pueden.
  3. Como no les sale bien el asunto, contactan directamente o a través de terceros con su competencia para intentar meter miedo, avasallar en plan Goliat a David, sin prestar atención en que en la historia fue David el que venció.
  4. En ultimo caso, hacer publicidad engañosa y negativa de la competencia: hablando mal a todos los clientes y conocidos sobre la forma de trabajar o de actuar de la nueva competencia, creyendo que así conseguirán que nadie contrate al nuevo.
  5. Quiebra, o tener que vivir con muchos menos ingresos.
No falla, casi siempre se produce esa historia en esos mismos puntos. Si eres un fotógrafo estabilizado, más te vale estar alerta con la publicidad y ofreciendo un precio razonable aparte de un trabajo que se vaya actualizando periódicamente, de ese modo nunca tendrás que temer al intrusismo ni a los nuevos fotógrafos. Si eres un fotógrafo que empieza, compite con precios y buena calidad para ir ganando más clientes cada mes.

Y si deseas más trucos y consejos para dirigir tu carrera de fotógrafo en la linea adecuada, mira mis libros y cursos desde unos céntimos AQUI.

5 comentarios :

  1. Fran, de acuerdo en casi todo, menos en el enfoque que le das al tema de los precios. Aunque no lo especificas así en tu artículo, algunos pudieran pensar que aconsejas competir en precio, y eso creo que es un error. Mi competencia directa donde vivo, por ejemplo, esta prestando algunos servicios por debajo del precio de coste, ni el ha ganado mucho más clientes, ni ha conseguido clientes míos, pero la profesión entera se daña por la percepción que tiene el cliente sobre lo que es un precio justo.

    ResponderEliminar
  2. conozco un fotógrafo en Santiago que su lema es "de tu envidia nace mi fama" (?), y otro peor, que asegura "la mejor relación precio-calidad-ublicación" del mercado.

    por cierto, el primero cobra 200 dólares por sesión de fotos. El segundo, 20 verdes

    ResponderEliminar
  3. Hola David, Competencia en precio significa no colarte con lo que le cobras a los clientes para comprarte un chalet en la playa y un mercedes a su costa. cobrar por debajo de los costes es evidentemente otra forma de competencia desleal con tu colegas de poblacion y destrozas el mercado

    ResponderEliminar
  4. Este es un tema en el que hay muchísima tela que cortar y veo difícil si no imposible llegar a la solución a esta situación que, por otro lado, no sólo se da en fotografía, sino en todos los sectores.

    Personalmente creo que el secreto está en mantener una correcta relación calidad/precio y cuidar bien a tus clientes que conforman tu nicho de mercado.

    Si esos clientes que tienes cambian por precio no te queda más que ampliar tu abanico de productos y servicios con otros que se adapten a esos presupuestos que el cliente encuentra en la competencia.

    La verdad es que es un tema muy complejo para solucionar en cuatro lineas.

    ResponderEliminar
  5. Mi pareja se ha abierto una peluquería, y está ocurriendo exactamente la misma historia que relatas. Punto por punto. Lo malo, es que a la gente le encanta el cotilleo, y se creen todas las mierdas que suelta la competencia, como que es una novata que acaba de salir de la academia, teniendo posiblemente más experiencia que ellas (casi 20 años).

    Lástima que por contratos de confidencialidad no pueda decir con quiénes trabaja todos los años...

    Pero bueno, va ganando mercado con precios competitivos, y con una calidad y servicio pero que muy por encima de lo que cobra.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...