Me gusta

12 mar. 2015

Precauciones a la hora de elegir la focal perfecta



Podemos hacer nuestras sesiones con varios objetivos fijos o con zooms, o mezclando de los dos tipos, pero al final acabamos prefiriendo unas focales más largas o más cortas para nuestras fotos, es lógico que tengamos más apego por los efectos conseguidos por los angulares o por las focales tele.



En muchas ocasiones, como es lógico, nos vemos obligados a usar focales tele porque el fondo tras un modelo no nos aporta nada (o incluso arruina la foto) y es necesario desenfocarlo. En otras ocasiones no disponemos de "tiro" o distancia entre el modelo y nosotros, por estar en un sitio muy ajustado de tamaño, así que nos vemos obligados a usar angulares para nuestros encuadres.

Aunque se pueden hacer todo tipo de fotos de retrato, moda, belleza,... con cualquier focal, es cierto que se deben conocer una serie de aspectos básicos que prácticamente nadie se molesta en aprender:

Por un lado los angulares ofrecen una distorsión de la imagen y la perspectiva que no tiene nada que ver con el precio o marca del objetivo. Cuanta más focal, más distorsión de imagen. Por eso cuando uso una focal de 50mm o más angular, intento orientar la cámara para que todo el cuerpo del modelo esté en el mismo plano focal, así no salen unas zonas exageradamente más grandes que otras.
24mm con alineado de cámara con su cuerpo
24mm sin alinear la cámara con su cuerpo
Aparte hay que controlar que por muy abierto que dispares, a 35mm o más angular es complicado desenfocar el fondo (por no decir imposible) y no podremos eliminar un fondo que no nos guste. Tenemos también el problema de sacar a veces más fondo del que deseamos, pero es algo lógico porque el ángulo de esos objetivos hace que casi todo lo que tengamos delante aparezca en la foto.

Un último inconveniente de los angulares a la hora de fotografiar modelos (más aún si son poco experimentados posando) es que debes estar muy cerca (a escasos centímetros de la cara si queremos un primer plano) y eso incomoda o hace poner nerviosos a los modelos, por lo que no tendrás un resultado natural.

Los teleobjetivos suelen ser más usados por los fotógrafos de moda, retrato, belleza,... por solucionar todos los problemas detallados en los anteriores párrafos aunque eso no significa que sean perfectos...

Si usamos aperturas grandes mezcladas con focales muy tele, por ejemplo usar un 135mm a f2 ó un 200mm a f2,8 tendremos una profundidad de campo tan reducida que ni el mejor autofoco os garantizará que la cara del modelo esté a foco en todas las imágenes.

135mm disparado a f1.8. Abrid la foto para verla grande y apreciar la profundidad de campo

Estaréis obligados a disparar desde muy lejos, así que en un estudio necesitaréis muchos metros de tiro para hacer un plano de cuerpo entero con un objetivo de 135mm o mayor.

En exteriores y con poca luz, aunque el objetivo esté estabilizado, tendréis que disparar a grandes velocidades para evitar la trepidación por movimiento de los modelos (ya que el estabilizador solo compensa la trepidación de tu movimiento al sostener la cámara), cuanta mayor sea la distancia focal del objetivo, más velocidad necesitaréis, por lo que habrá que subir la iso.

Al final la decisión en vuestra, para conocer todo lo necesario para controlar y elegir el equipo y como usarlo, aparte de controlar la iluminación, la dirección de posado y retoque, tenéis mi formación AQUI, entrad para ver al detalle todos los libros y videos que tenéis para descarga.

1 comentario :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...