Me gusta

28 ago. 2015

Tomando decisiones en el estudio



Dudas, dudas, dudas,... a la hora de tomar decisiones al montar tu estudio, siempre te surgen mil dudas, que una tienda de artículos de iluminación nunca te resolverá de forma objetiva y desinteresada. Cuando monté mi estudio propio, llevaba más de 8 años alquilando varios, así que sabía lo que quería y donde conseguirlo. Basándome en mi experiencia, intentaré solucionar dudas...



¿Qué dimensiones? De ancho debes poder colocar un flash a cada lado del modelo con una ventana y que el modelo pose cómodamente sin que los flashes le estorben (4 metros o más). De largo lo suficiente como para hacer un plano completo del modelo con un 70mm (7 metros o más). Un estudio muy pequeño te agobiará a la hora de trabajar y no te permitirá tener tus flashes y accesorios bien ordenados en los lados sin estorbar. La altura es importante, menos de 2,5 metros no te dejará colocar luces cenitales. De 3 a 3,5 metros es lo perfecto. Más de 3,5 metros tendrás que gastar mucho dinero en tenerlo climatizado por el volumen en metros cúbicos de aire que tendrás que calentar o refrigerar.

¿Climatizarlo? No seas cutre tío, si tu quieres sudar como un cerdo en verano y que se calienten los flashes o hacer fotos con un abrigo en invierno y que los modelos salgan tiritando y con la piel fatal, eso es problema tuyo, pero tu equipo de maquillaje, peluquería, estilismo, los modelos, los clientes, todos te verán como un aficionado cutre y agarrado que por ahorrar 40-50 euros al mes está trabajando en condiciones lamentables. Cuida tu imagen en detalles como ese. Nadie te verá profesional porque lleves un objetivo blanco de 1500 €, son otros los detalles que te definen.

¿Luz natural? Si tu estudio tiene luz de la calle será un extra muy bueno, podrás usarla para fotos pero además podrás ahorrar en luz del local, y tu estudio se verá más bonito. Aunque recuerda poner estores o persianas que consigan la total oscuridad para cuando la luz de modelados de los flashes no se vea bien al trabajar.

¿Qué más debe tener el estudio? Un aseo hiper limpio, un sofá para esperar los acompañantes o clientes, una sala o lugar para maquillaje-peluquería y una cortina para cambiarse los modelos más pudorosos.

Si retocarás tus sesiones en el estudio y recibirás clientes, te recomiendo tener un escritorio con tu ordenador, música y una cocina básica u office donde tengas bebida fría para tus largas sesiones de fotos, de retoque u ofrecer a clientes.

¿Cuántos flashes? No hay un número fijo, depende del tipo de fotos y de iluminación que te gusta, puedes hacer casi cualquier esquema con un solo flash si dispones de formación adecuada y un reflector 5 en 1. Pero para asegurarte en los trabajos si se te rompe el flash, ten otro de reserva, incluso un tercero de algo menos potencia que los otros dos, para hacer esquemas complejos si te apetece experimentar, practicar o realizar esquemas por encargo de un cliente de publicidad que te exige un resultado en concreto.

¿De qué potencia? Depende mucho del tamaño de tu estudio, de tu economía, de la distancia que te gusta tener del flash a los modelos, de los cabezales que usas con más frecuencia. Desde 200w/s puedes disponer de un flash con potencia suficiente para el 99% de tus fotos, con 400w/s te aseguras de poder hacerlas todas y sin tener que disparar nunca al 100% de potencia del flash y así alargar su vida. Un flash de más potencia no hace mejor luz, solo emite más cantidad. Un flash de la gama más alta suele tener estabilizado el pico de destello y la temperatura de color, lo que lo hace algo más fiable pero casi inapreciable al ojo, por lo que no justifica si cuesta 4 veces más.

¿De qué marca? He usado Elinchrom de gama media y alta, Bowens de gama baja, media, alta y generador, Profoto de gama alta y generador, Broncolor de gama generador, Interfit, Strobo-Pro, Walimex,... Podéis apostar todo lo que tenéis a que todos emiten la misma luz, solo cambia la luz cuando cambias el modificador (ventana, parábola, paraguas, snoot, beauty, etc...) pero nunca con la fuente de luz. Una marca más cara te vende prestigio, acabado, durabilidad, potencia, estabilización,... nunca una luz diferente. Tu compra la marca que desees, trátala bien y te durará toda la vida. Olvida las recomendaciones de tiendas y de fotógrafos patrocinados (muchos de ellos no saben ni usar sus propios flashes, lo hacen sus ayudantes), he oído barbaridades como que la luz es más profunda, más contrastada, increíble las tonterías que se oyen, incluso poner dos fotos distintas con modificadores y distancias distintas para justificar que un flash es mejor que el otro, solo para estafar a los indecisos, ya que mentir para venderte algo es estafarte. Usa la lógica, un flash es una fuente de luz, punto. Coloca la temperatura de color de tu flash en tu cámara y harás las mismas fotos con un flash de 300€ que con uno de 3000€.

¿Qué modificadores? Los que más te gusten o que te den las luces que más usas ¿usas luces suaves o blandas? pues compra una ventana grande y una mediana, que sea una cuadrada o rectangular y la otra octogonal. Si te gusta la luz dura entonces compra un snoot y un plato de beauty pequeño (42ctm). Si quieres un poco de todo compra los 4 tipos que te he puesto. Si te gusta disparar con luces gemelas (dos flashes a idéntica potencia colocados a los lados o enfrente del modelo) entonces necesitas que un modificador o cabezal esté duplicado, es decir, que debes comprar dos iguales (dos platos de belleza o dos ventanas idénticas). Recuerda que los modificadores o cabezales deben tener la misma montura que tus flashes, si tienes flashes con montura Bowens, pues debes pedir las ventanas o lo que compres con esa montura.

¿Qué disparador? Si tu estudio está pintado de blanco y no tiene mucha luz de la calle (de ventanas), te vale con un infrarrojos, pero si tienes mucha luz de la calle o el estudio es oscuro, mejor compra un radio frecuencia, pero intenta que no sea de los más baratos de ebay, porque fallan muchos disparos. Tampoco te compres los más caros si no quieres, pero busca algo intermedio (un sistema de emisor-receptor de unos 75-125€ de media).

¿Qué portafondos? Uno portátil se puede mover por todo el estudio y colocarlo donde desees, pero solo te deja tener un fondo colocado y debes quitar y poner cada vez que quieres otro, uno de pared o techo te permite tener 3-4-5 fondos a la vez y cambiarlos solo con subir y bajar cortinas. Olvida uno motorizado, su coste es prohibitivo si estás empezando. Lo perfecto es tener uno de pared o techo y luego uno portátil para colocar fondos de tela artísticos.

¿Qué fondos? Siempre uno blanco, es el imprescindible, puedes volverlo gris e incluso negros jugando con distancias de flashes al modelo y del modelo al fondo, pero si no tienes tanto espacio para jugar con distancias, puedes tener uno gris medio también. Los fondos blancos se pueden volver del color que quieras con geles y jugando con las distancias, pero un gris medio es más facil de colorear. Puedes por supuesto comprar fondos de los colores que quieras, siempre de cartulina. Aunque el blanco (que usarás mucho más) debería ser de vinilo, mucho más caro pero dura mucho más.

Compra los fondos de la misma distancia todos, aquella distancia a la que has colocado el portafondos fijo en el techo o pared, o aquella que te permite tu portafondos portátil, no sea que sean demasiado largos y no los puedas colocar bien.

Si los fondos llevan núcleo de aluminio, podrás usarlos sin incómodos pliegues que les salen a los que tienen núcleo de cartón y se comban al colocarlos. Los núcleos de aluminio duran toda la vida y se pueden usar con todos los fondos que compres.

Si no tienes una pared blanca lisa donde hacer fotos, compra un perfil de aluminio para el extremo del fondo blanco, así podrás usarlo de pared si te gusta ese tipo de fotos en el que el modelo posa pegado a una pared y su sombra es un complemento de la imagen.

Compra una alfombra mullida y tenla siempre lo más limpia posible, es para que los modelos limpien sus zapatos antes de pisar, luego obliga a tu equipo a estar descalzos en el estudio para que los fondos duren mucho más sin ensuciarse y romperse.

¿Más accesorios? Una escalera o taburete alto de 3 peldaños, se usa para hacer fotos desde arriba pero también para poder colgar cosas altas o cambiar luces del techo, etc... Una silla con ruedas para tu hacer fotos, cuando lleves mil sesiones sabrás por qué lo digo... Geles de colores para teñir el fondo y crear efectos creativos o para hacer luce de contra sobre los modelos. Reflectores o esticos para rebotar o cortar las luces. Un taburete alto para que los modelos posen sentados, sobre todo para sesiones tipo retrato. Bombillas de modelado para cuando se fundan las de los flashes. Y todos aquellos que consideres te pueden servir de ayuda.

En realidad solo hemos arañado un poco la superficie de lo que es trabajar en estudio, con el día a día y el paso de los años, tendrás un estudio con tu personalidad, forjado con tus decisiones de compra, con tu higiene al limpiarlo y tu orden... Ahora viene lo dificil, montar el estudio parece algo utópico, pero lo complicado es saber usarlo para hacer sesiones de nivel. Aunque AQUI tienes una guía.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...