Me gusta

12 oct. 2015

Cuando al fotógrafo o retocador le toca bailar con la más fea



Largo y tendido se ha hablado y escrito sobre la responsabilidad del fotógrafo o retocador a la hora de vender una falsa realidad fruto del retoque digital o del uso del machacado a la vez que bien amado programa Photoshop, esta semana es la actriz Inma Cuesta la que usa la falsa indignación en sus redes sociales para promocionar su nueva película (que no nombraré, faltaría más que le hiciéramos publicidad, encima!), una promoción a costa de destrozar el trabajo de un equipo de profesionales que seguía instrucciones muy detalladas del cliente, en este caso la agencia de prensa que lleva las comunicaciones de la película.


Reducir cadera, tamaño de brazos, limpieza habitual de la piel y del vello de los brazos eran las instrucciones del cliente y así se hizo, pero como otras actrices antes que la Cuesta, ¡vamos a indignarnos en redes sociales por la transformación antes-después y así arañamos una publicidad impagable en redes sociales y programas de tv!

¿De donde ha sacado la actriz las fotos de antes del retoque? Aunque ella afirma haberla obtenido fotografiando la pantalla del fotógrafo, eso es imposible por la ausencia de moiré en la foto y otros detalles técnicos que siempre aparecen al fotografiar una pantalla de ordenador o tv. El origen de la foto sin retoque es el propio fotógrafo que las envió como se hace siempre para esperar el visto bueno de las que son elegidas para publicación y de las peticiones del cliente sobre lo que desea retocar. Es vergonzoso que se ataque a un obrero por un edificio mal construido cuando lo construye recibiendo órdenes de arquitecto, ingenieros, jefes de obra, encargados,...y recibiendo sus inspecciones y su visto bueno; vamos que igual que en una obra, en una sesión de fotos por encargo, el menos responsable de los resultados es el fotógrafo que sigue mil indicaciones y el visto bueno final del cliente.


Todo esto no sería tan grave si no se tratara de una actriz que ha posado en infinidad de ocasiones para promocionar todas sus anteriores películas, series de tv y campañas publicitarias como imagen; fotografías con una barbaridad de retoque muchísimo más agresivo pero que la beneficiaban económicamente, entonces no se sentía tan decepcionada por los resultados ¿verdad? (en las fotos de arriba y abajo de este párrafo podéis ver la "natural" figura y piel de esta chica en fotos de las que nunca se ha quejado...)


Para más inri, siempre aparecen mediocres pseudo-fotógrafos que dicen estupideces tales como "el uso de un excesivo retoque es por una mala iluminación del fotógrafo" No se puede ser más imbécil, ¿Que tendrá que ver que te pidan quitar una cadera o pelos de los brazos con la luz que hayas usado? Pero bueno, los malos fotógrafos ya se sabe que intentan parecer mejores a base de machacar el trabajo de los que están por encima de ellos, por si cuela de cara a clientes...

Lunes, empieza la semana muy calentita para nuestro sector...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...