Me gusta

12 nov. 2015

Pros y contras de las sesiones compartidas

¿Compartes sesiones con amigos? Es algo habitual entre fotógrafos aficionados y amateur que hacen chicas tipo moda, algo habitual al principio pero inconcebible cuando adquieres algo de nivel... para explicar ese cese en el compañerismo, lo mejor es mostrar los pros y contras de dicha conducta.



BENEFICIOS:

Estar con amiguetes haciendo lo que te gusta, es posible que no conozcas de nada al modelo, vas a pasar varias horas y te apetece ir con un amigo con el que pasar el día.

Evitar la vergüenza, ya que cuando empiezas no posees soltura tratando y dirigiendo al modelo, te da vergüenza dirigirte a una desconocida y tener un amigo al lado te da confianza y entre los dos consideras que podréis llevar mejor la sesión.

Compartir gastos, si te lanzas a alquilar estudio o contratar modelo y maquillador, hacerlo entre dos o tres amigos es más asumible.

Aprender del otro, observar cómo trabaja otro fotógrafo te ayuda a aprender o asimilar su forma de trabajar y añadir conocimientos a los tuyos, al menos si eres observador.

CONTRAS:

Acabas teniendo las mismas fotos o casi que tu amigo, incluso si pides poses específicas para ti, ya que tu amigo puede hacer fotos al mismo tiempo o puede pedir esas poses luego para tenerlas también. Un profesional debe diferenciarse en exclusividad, así que tener fotos parecidas o idénticas a otro fotógrafo no te ayuda. Yo mismo, siendo ya profesional compartí 3 sesiones con el amigo Juan Rodrigo y todavía hay personajes que me acusan de robarle fotos a Juan, mis propias fotos!!

No dispones de química con el modelo, algo vital para conseguir los mejores resultados, ya que el modelo acaba posando para dos o más personas a la vez y no consigue una conexión completa con ninguno, a veces pierdes la mejor foto porque el flash se lo lleva tu compañero o porque en el momento de hacer la foto, el modelo mira al otro.

Uno siempre absorbe y el otro es absorbido. Eso quiere decir que siempre hay uno con más talento que los demás, o que se esfuerza mucho más en buscar la mejor luz, ángulo, pose, etc... y el resto de compañeros se beneficia de ese trabajo aumentando la calidad de sus fotos. Es la peor consecuencia de compartir sesión y la que provoca la ruptura a medio plazo, siempre hay alguien (quizás tú mismo) que se cansa de trabajar buscando modelo, quedando con todo el mundo, alquilando estudio o buscando localización, pidiendo poses, etc... para que el resto te diga luego: "aparta que quiero empezar a hacer las fotos yo".

No os preocupéis que es un ciclo habitual dentro del sector moda cuando uno es aficionado-amateur. Te quedan luego buenos recuerdos de aquellos años y no tiene por qué acabar con la relación de amistad con esos compañeros.

Si te gusta mi formación tienes ahora DOS OPCIONES: Mis talleres y libros para descarga, o si no pudiste entrar en mi academia presencial, tienes para descarga las grabaciones de cada día.

1 comentario :

  1. Lo malo de esto es que algunos ya se creen profesionales después de 3 meses y 2 sesiones... otros se aprovechan de tu trabajo y otros se despiden dando la espalda sin más... Es un tema delicado, yo por mi parte sigo compartiendo mis sesiones con amigos porque no tengo miedo a la competencia, a hacer las mismas fotos (falso, cada cual tiene una forma de ver las cosas), no me preocupa que otros sean mejores o peores que yo, porque yo sigo disfrutando de la fotografía y las sesiones donde otros se arañan la cara por dos miseros duros, o en algunos casos por la promesa de castillos en el aire...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...