Me gusta

26 sept. 2013

¿Por qué hago cada vez menos sesiones de fotos?

Eso es algo que me han preguntado muchos amigos, les extraña que cada vez haga en mi trabajo lo que más me gusta... en favor del blog, escribir libros o impartir talleres, tareas que también me gustan pero no tanto como estar en plena acción tras la cámara. Existe un motivo, por supuesto...



Cuando impartes un taller o envías libros a un comprador solo recibes gratificación y aunque el importe de ambos es muy bajo, en ningún momento su realización se centra en la obtención de ingresos, más bien la de llegar a todo el mundo y que todos tengan acceso a formación real basada en experiencia actual.

En cambio, las ofertas que se tienen en este país para hacer sesiones son cada vez más dantescas... os cuento la última, una amiga a la que tengo buen aprecio me contacta como intermediaria para realizar una sesión de fotos a un director de cine y su protagonista masculino, todo para la promoción de su reciente película y la inclusión en la revista Vanidad junto a una entrevista. Todo pinta muy bonito, pero luego viene el resto de la información:

El trabajo es gratis, no pagan ni el transporte, a pesar de que no hago ya ese tipo de cosas (algo que se acepta cuando estás empezando para ir ganando nombre) al final acepté por el favor hacia mi amiga y por poder incluir las fotos en mi futuro libro sobre retrato. Lo gracioso viene cuando la representante del director y del actor se niega a que yo use las fotos en un libro donde muestro mi trabajo...

Director y protagonista quieren hacer la máxima taquilla en cines, la revista vender el máximo número de ejemplares, la representante llevarse su tajada porcentual, pero el único que trabaja en las fotos debe hacerlo gratis y encima se atreven a limitarle el uso de fotos que son de su propiedad, ya que no las ha cobrado ni pienso ceder sus derechos a cambio de un "gracias".

Al final, viendo que sin poder publicarlas en mi libro, no iba a hacerles las fotos, han buscado otro "primo". Lo siento por esa amiga que aprecio pero los abusos están para denunciarlos. Cuando te tratan así recuerdas aquello que se decía antes... "además de ser puta, tengo que poner la cama"

Intentad dirigir vuestra trayectoria y trabajos con dignidad, la que requiere este o cualquier otro sector profesional, somos nosotros los que provocamos la precariedad de los trabajos. Si alguno quiere comprar o seguir comprando la revista VANIDAD, que sepa que de lo que ha pagado (no es barata ni mucho menos) nada va para los fotógrafos, maquilladores, modelos, estilistas,... que han participado de las sesiones.

Además y si deseáis saber todos los secretos de la fotografía de moda, publicidad, belleza, retrato,.. en retoque, iluminación, equipo, etc... podéis ver AQUI MIS LIBROS Y CURSOS EN VIDEO desde solo céntimos (más de 6000 ventas ya).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...