Me gusta

26 feb. 2015

¿A donde vamos a llegar?



Que las marcas de cámaras se rien en vuestra cara es algo que llevo años advirtiendo, que os sacan el dinero mientras os matáis en foros defendiendo las porquerías de equipo que le compráis es indiscutible. Pero estamos empezando ya a sobrepasar el esperpento.



Hace unos días Leica (la marca más sobre-valorada y con peor relación calidad-precio del mercado con muchísima diferencia) ha lanzado una cámara diseñada por Lenny Kravitz (que entenderá mucho de música pero hacer 4 fotos en sus viajes no le convierte en Cartier-Bresson) por el módico precio de 21.600 € (nada, calderilla), pero lo más divertido del asunto es que la cámara te la entregan arañada para que aparente tener muchos años y muchas marcas de la uso. Vamos, una cámara vieja un Precio de 21,600 nada menos.

Supongo que el detalle de venderla con ese aspecto es porque las cámaras digitales con su obsolescencia programada (aunque cuesten más que un coche) no duran lo que duraban las clásicas de carrete de antaño. Así que podrás presumir de tener esta Leica desde hace 20 años aunque te la acabes de comprar.

Perdonad el tono sarcástico pero es que pocas cosas me faltan por ver en lo patético que se ha convertido la guerra de marcas por vender, donde los clientes destrozan los desarrollos lógicos para que se lancen cámaras que no sirven para nada, bueno si, sirven para todo ese mercado bestial de gente que no quiere hacer fotos sino presumir de equipo ante amigos y cuñados...


Ojo! la super cámara de Leica no viene sola, se acompaña de un libro de fotografías en blanco y negro de Lenny Kravitz, no entiendo que se pueda vivir sin tener ese libro en al mesita de noche.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...