Me gusta

1 jun. 2015

Razones para no comprar un 70-200


Hace unos días surgía un debate interesante a raiz del artículo ¿Qué objetivo comprar para estudio si solo pudieras tener uno? Mucha gente llamó por privado para preguntar por el 70-200, mítico zoom muy asociado a moda y con una calidad a prueba de test.

Me resulta muy interesante ya que yo mismo he tenido una etapa muy larga en mi trayectoria en la que no desprendía el 70-200 de mi cámara, de hecho he tenido 3: El Nikkor VR para un cuerpo fuji, el Tamron y el Canon IS II ambos para un cuerpo Canon. Ahora para el cuerpo Sony no tengo ese zoom, cuando necesito un tele de gran calidad y apertura monto un Carl Zeiss 135mm f1.8.

¿Por qué no comprar un 70-200 entonces? Pues os diré los motivos que me llevan a no comprarlo y a no recomendarlo:



Mas grande y pesado que cualquier fijo de 200mm para abajo o que cualquier otro zoom angular o tele, el peso y tamaño son unas características YOYO en la fotografía, quieres que todo sea grande cuando empiezas (para parecer más profesional) pero cuando llegas a ser profesional y llevas muchos años, ese tamaño y peso son una tortura para la espalda, así que vuelves a objetivos más pequeños.

Menos discreto que otros objetivos, es algo parecido al punto anterior, cuando empiezas quieres que todo el mundo te mire y diga "mira, ese de ahí es fotógrafo". Pero con los años acabas deseando pasar desapercibido, sobre todo cuando hacer trabajos en sitios muy concurridos y no quieres llamar la atención de turistas, autoridades, etc...

No hace mejores fotos que un tele fijo o un zoom angular. La calidad artística está al margen del equipo, solo hablamos de calidad técnica, y en ese aspecto no hay diferencias con un buen 24-70.

Necesitas mucho tiro de estudio ya que para sacar un cuerpo entero solo dispondrás de una focal de 70mm o superior (eso en full frame, en APS tendrás el equivalente a 105mm). Necesitarás un estudio con muchos metros de tiro para trabajar cómodo.

Ahora se lleva el angular, sobre todo para moda, y así conseguir una distorsión muy interesante en determinadas editoriales.

No podrás fotografiar al suelo cuando el modelo esté tumbado, a no ser que dispongas de una escalera a mano.

Mucha distancia mínima de enfoque, entre un metro y metro y medio de distancia mínima de enfoque, a veces nos gusta estar más cerca y esos zooms no tienen una distancia tan buena como los zoom angulares.

Muy caros, si quieres un f2.8 tendrás que preparar mucho dinero, incluso para Tamron o Sigma, si además quieres la marca (Canon, Nikkor o Sony) prepara el doble de dinero, ya no digamos con estabilizador óptico... Al final su compra supone el mismo desembolso que por un zoom angular más un fijo muy luminoso.

¿Te parecen pocos motivos? Para mi son más que suficientes para no comprarlo, pero sin duda tienen sus bondades también, si no, no costarían tan caros y la gente los valoraría tanto.

Aprende fotografía con mi FORMACION y podrás conseguir resultados de la mayor calidad sin necesidad de invertir una fortuna en equipo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...